Desarrollo de la visión en la infancia

Desde que nacemos, el sentido de la vista está en constante evolución hasta los doce años aproximadamente, momento de la emetropización.

Durante los tres primeros meses de vida, los bebés ven en blanco y negro, percibiendo formas y bultos, ya que su agudeza visual es muy baja. A partir de entonces, comienzan a apreciar los colores gracias a el desarrollo de los fotorreceptores o células retinianas encargadas de la visión en color y nocturna.

 

.

 

La coordinación entre ambos ojos comienza sobre los seis meses de vida. Hasta entonces se puede apreciar “pequeños falsos estrabismos por esta falta de coordinación. A partir de esta edad es posible detectar estrabismos latentes y manifiestos.

De los 3 a los 6 años se desarrolla completamente la visión alcanzando una agudeza visual del cien por cien. Es importante controlar en esta etapa la posible existencia de estrabismo, “ojo vago”, algún tipo de defecto refractivo como la miopía, hipermetropía o astigmatismo, problemas acomodativos, vergenciales, oculomotores… ya que es un período fundamental para el aprendizaje lecto-escritor y es necesario tener más capacidades que permitan una visión cómoda y eficaz.

Nos vemos